Cómic “The Yellow Kid”

CÓMIC “THE YELLOW KID”

The Yellow Kid

Hacia finales del siglo XIX en Europa como en Estados Unidos, los periódicos recurrían a diferentes incentivos con el fin de atraer el mayor número de lectores y, por consiguiente, controlar el mercado. La modernización de los sistemas de impresión de Estados Unidos va a permitir que a partir de 1893 en los suplementos dominicales apareciera una página en color. En esta página del “New York World” apareció en 1895 una viñeta del dibujante Richard F. Outcault que va a sentar las bases de la historieta actual.
El personaje que crea es The Yellow Kid, un chino vestido con un largo camisón amarillo, de los barrios populares de Nueva York. En él se daban, por primera vez, las tres condiciones que -según R. Gubern- permiten identificar al cómic tal como lo concebimos hoy día. En primer lugar, secuencia de imágenes consecutivas para articular un relato. En segundo lugar, la permanencia de, al menos, un personaje estable a lo largo de una serie y por último, la integración del texto en la imagen.
Mickey Dugan, más conocido como El Chico Amarillo, fue el principal personaje de la serie Hogan’s Alley (1895-1898), considerada la primera tira impresa a color en un periódico masivo de los Estados Unidos.  La serie también fue famosa por el empleo de “bocadillos” conteniendo el diálogo de los personajes, aunque el chico normalmente se comunicaba a través de frases que aparecían impresas en sus camisetas.
La tira, elaborada por Richard F. Outcault, iba apareciendo en ocasiones en la revista Truth (1894-1895), como una macro-viñeta en blanco y negro. Sin embargo, cuando la serie debutó en 1895 en el New York World de Joseph Pulitzer ganó una inmensa popularidad en la ciudad, y a partir de mayo de ese mismo comenzó a editarse en color.
Richard F. Outcault (1863 – 1928), estableció un escenario de personajes pintorescos y desharrapados donde aparecía un muchacho asiático, totalmente calvo, con grandes orejas, ataviado de un camisón azul (a partir de 1896 comenzó a ser amarillo), en el cual iba escrito una frase impertinente que variaba de una ocasión a otra.
La historia del Niño Amarillo describía la pobreza de las calles en medio de una muchedumbre anónima y cosmopolita, desagradando a la buena sociedad neoyorquina. Su trayectoria en la prensa se enmarca en el espacio temporal ocupado por la guerra hispano-norteamericana zanjada a causa del intento de secesión de Cuba de la corona española. Se establece que el color del largo faldón (amarillo), con que se vestía el chino, relacionado con uno de los dos que conforman la bandera española, marcó su final debido al rechazo hacia algo que se identificaba con lo hispano. El personaje creado por Outcault vio su final en el año en que España  perdió la guerra. (1898).
Al autor se le considera el inventor del cómic moderno. A su vez, será el descubridor de uno de los convencionalismos más importantes del lenguaje de los cómics: por un lado dará origen a la primera metáfora visualizada al colocar unas estrellas sobre la cabeza de un personaje que acaba de darse un golpe y por otro, añadirá líneas móviles que indican el movimiento de un niño que está saltando, con lo que su acción será aún más evidente que si careciese de ellas.
The Yellow Kid, fue el primer personaje de los cómics norteamericanos que se hizo extraordinariamente popular en el país.
La revista mensual británica Punch (1841), fue el motor de la expansión mundial del cómic, al dirigirse a un nuevo sector aupado también por la revolución social e industrial: la infancia. El modelo de Punch fue imitado en todo el mundo, dando lugar en Alemania a Fliegende Blatter (1848); en Japón, a The Japan Punch (1862-87), en España, a La Flaca (1869-76) y, en Estados Unidos, a Puck (1877), Judge (1881) y Life (1883), verdaderos campos de prueba en los que comenzaron, entre otros, Richard Felton Outcault y Frederick Burr Opper.
Surgen también series con personajes fijos, como el británico Alley Sloper, creada por W. G. Baster en 1884 para la revista Alley Sloper’s Half Holiday; Famille Fenouillard, creada por Georges Colomb para Le Petit Français illustré en 1889, y Little Bears and Tigers, del estadounidense James Swinnerton en 1892.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s